El Administrador Apostólico de Barquisimeto, Monseñor Víctor Hugo Basabe, señaló durante la Misa por la Divina Pastora que Venezuela es un pueblo sitiado, al que el egoísmo y ambición de los que tienen el poder le han negado las necesidades más básicas para vivir,

 

Este 14 de enero, como es tradición, el pueblo de Santa Rosa, en el estado Lara (Venezuela) celebra a la Divina Pastora en un recorrido de más de siete kilómetros hasta la Catedral de Barquisimeto.

 

Durante la homilía, Mons. Basabe saludó al pueblo venezolano y a todas las personas que tuvieron que salir del país por las “las adversas circunstancias políticas, económicas y sociales”.

 

 

 

El Prelado centró su reflexión en una comparación entre el pueblo de Israel, convertido en muralla de contención contra el avance de las fuerzas de Nabucodonosor, y Venezuela.

 

Fuente: Aciprensa