Cincuenta de las principales organizaciones provida y profamilia de Latinoamérica enviaron una carta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para pedirle que no ceda ante las presiones que buscan deshacer las políticas provida aprobadas durante su mandato, especialmente la extensión de la “política de Ciudad de México” en 2017.

 

La misiva fue enviada el 14 de febrero y está firmada por el presidente de Alianza por la Familia (Honduras), Leonardo Casco Fortin. La carta también agradece a Trump por la defensa de la vida desde la concepción durante su mandato y que se evidenció en el discurso que dio en la March for Life 2020 en Washington DC.

 

“En nombre de muchas organizaciones provida de muchos países latinoamericanos y los presentes en la March for Life 2020, nos gustaría agradecerle por su coraje para hablar a favor del niño no nacido, tanto a nivel nacional como internacional”, inicia el texto.

 

Más adelante, la carta resalta los esfuerzos de Trump “y los del vicepresidente [Mike] Pence y el secretario [Mike] Pompeo, para proteger la soberanía de los estados latinoamericanos sobre nuestras leyes provida”.

 

“El retiro de fondos de su administración para evitar que la Organización de Estados Americanos (OEA) defienda el aborto y viole la política de Ciudad de México, fue un paso muy esperado que brinda un enorme apoyo a nuestra lucha contra la imposición de la agenda del aborto en nuestros países”, indica la carta.

 

La política de Ciudad de México se instauró durante el Gobierno de Ronald Reagan (1981-1989) y prohíbe el uso de los fondos provenientes del dinero de los contribuyentes para financiar las ONG que “hagan o activamente promuevan” el aborto como una forma de planificación familiar.

 

El 26 de marzo de 2019 el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció la ampliación de la política de Ciudad de México con nuevas restricciones, como respuesta al lobby que promueve esta práctica a través de la OEA. Una de las medidas es la plena entrada en rigor de la “Enmienda Siljander” que prohíbe el uso de fondos federales, incluida la ayuda exterior, para el lobby a favor o en contra del aborto. Pompeo también indicó que se reduciría la cantidad de dinero que Estados Unidos entrega a la OEA anualmente.

 

“La fuerte postura del secretario Pompeo contra la presión de la OEA para revocar nuestras leyes nacionales provida no ha tenido precedentes y ha sido muy bien recibida por nuestros países, así como su denuncia del lenguaje eufemístico sobre los derechos sexuales y reproductivos diseñados para imponer el aborto a la demanda en los países que los rechazan”, prosigue la carta.

 

“Les agradecemos a usted y a su administración por defender la legislación democrática y el derecho a la vida de todos los seres humanos en foros internacionales”, añade.

 

Finalmente, las diversas organizaciones provida y profamilia se comprometieron “a apoyar cualquier esfuerzo para lograr que nuestros países se unan a iniciativas lideradas por los Estados Unidos para proteger la vida humana en las Naciones Unidas y la OEA, como la Declaración conjunta sobre la cobertura universal de salud de la Organización Mundial de la Salud”.

 

“Con mucha gratitud y apoyo por su trabajo provida y el de su administración, rogamos que Dios continúe brindándole la oportunidad de hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos”, concluye la carta enviada a Trump.

 

En declaraciones a ACI Prensa, Casco Fortin comentó que actualmente se vive “una coyuntura sumamente importante y única” debido a que “el presidente Trump ha asumido el liderazgo provida a nivel continental”.

 

“Gracias a su tenacidad y compromiso no ha desaprovechado el tiempo. Desde que asumió la presidencia de Estados Unidos ha debilitado la maquinaria abortista y fortalecido la cultura provida como ningún presidente antes”, afirmó Casco, quien firma la carta en la que participan 50 de los grupos provida y profamilia más importantes de habla hispana.

 

El presidente de Alianza por la Familia de Honduras también dijo que es momento “de aprovechar el liderazgo de Trump y esforzarnos para que nuestros gobiernos, basados en nuestra idiosincrasia, leyes y valores, apoyen su esfuerzo en los foros internacionales tales como las Naciones Unidas y la OEA”.

 

Finalmente, hizo un llamado a los gobiernos latinoamericanos para que “propongan políticas y acciones en favor del no nacido y la familia y a no permanecer pasivos”. “Es un momento decisivo para nuestros países”, acotó.

 

Actualmente, Trump es atacado por representantes del Partido Demócrata que defienden las posturas proaborto más radicales en los Estados Unidos. 

 

Fuente: Aciprensa