Hay como dos niveles o caminos de sanación que uno puede descubrir en el ministerio de Jesucristo: sanación inicial y sanación profunda.

Sanación inicial: sobre todo corporal, alivio, experiencia de generosidad, puerta de entrada a la gratuidad, invitación a recibir el Evangelio.

Sanación profunda: basada en la convivencia con Él, comunitaria, sustentada en la Palabra, acompañada de oración, progresiva, vinculada al servicio, exigente, no está sellada ni sobrevigilada.

 

Te compartimos a continuación la maravillosa explicación de Fray Nelson medina

Fuente: Fray Nelson Médina