El ocultista Aaron Leighton escribió  “A Children’s Book of Demons” (Un libro de demonios para niños), que enseña como invocar demonios. El libro, que está disponible en los principales minoristas, incluidos Amazon y Barnes & Noble, está dirigido a niños de 5 a 10 años. También incluye páginas para colorear para dibujar sigilos (símbolos demoníacos) para convocar demonios.

La descripción de Amazon en el libro dice: “¿No quieres sacar la basura esta noche? Tal vez estás nadando en la tarea? ¿Quizás ese gran matón está siendo un verdadero lastre? ¡Toma tus lápices de colores y tus habilidades para dibujar sigilos y marca algunos demonios! ¡Esta parodia paranormal está repleta de espíritus divertidos más tontos que atemorizantes!

 

Sin embargo, los exorcistas advierten que el libro no es tonto en absoluto. La Asociación Internacional de Exorcistas emitió una declaración el mes pasado que aborda el libro para niños.

“No te metas con los demonios. Quien invita a un niño a convocar a un demonio es como una persona que pone una granada en sus manos para jugar. Tarde o temprano, el niño tirará del alfiler y la bomba explotará en sus manos”, dijo el comunicado.

“Quien invite a un niño a convocar a un demonio le dice que es posible obtener ayuda de un criminal para obtener algo” y “hace que pierdan su identidad y sean destruidos moral, psicológica y espiritualmente”.

El presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, el padre Francesco Bamonte, firmó la declaración .

Los exorcistas explicaron que el libro de Leighton normaliza peligrosamente el satanismo engañando a los niños para que piensen que lo oculto es un juego. Eventualmente lleva a uno a la adoración del diablo.

“Llega a afirmar que si la adoración al diablo se limita a la simple celebración del diablo y aquellos que lo practican no cometen crímenes, no hay nada malo”, dijeron los exorcistas.

“Quien invite a un niño a invocar demonios lo está invitando y preparando para ser infeliz”, continuó el comunicado. “No presentan [demonios] por lo que realmente son: buenos ángeles que voluntariamente se convierten en malvados, enemigos de Dios y de la humanidad… Al final, separándonos definitivamente de Dios y llevándonos a la perdición eterna, un sufrimiento sin fin”.

La declaración también citó a Mat: 18: 6 , diciendo: “Aquí, quizás, más que en cualquier otro lugar, las palabras del Señor son válidas:”

“Quien quiera que haga pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, sería mejor para él tener una gran piedra de molino colgada de su cuello y ahogarse en las profundidades del mar”.

¡San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla!

Fuente: Church Pop