Un joven padre no pudo evitar que la madre de su bebé de casi 8 meses de embarazo se sometiera al aborto, un caso que conmueve a toda Colombia. Juan Pablo Medina, padre de Juan Sebastián o Juanse, como llamó a su bebé de casi 8 meses de gestación, no pudo evitar que su novia de nombre Angie Tatiana, se sometiera al aborto, un caso que conmueve a toda Colombia y que acapara los titulares de los principales medios del país.

 

Aunque no se sabe exactamente cuándo se realizó el aborto, Medina dijo este martes 11 de febrero a Blu Radio que se enteró el viernes 7, cuando revisó el expediente del caso por la denuncia penal que ha presentado.

 

“¿Cómo va a ser posible que una sentencia en Colombia diga que uno puede abortar hasta los 9 meses de gestación? Esto es algo que no cabe en la cabeza. Es un feticidio que la Corte está alentando”, lamentó el joven.

 

El aborto fue despenalizado en Colombia para los casos de riesgo de vida de la madre, violación sexual y malformaciones fetales el 10 de mayo de 2006, cuando la Corte Constitucional emitió la sentencia C-355/06.

 

Actualmente, el Ministerio de Salud (MinSalud) trabaja en una reglamentación de la ley del aborto, siguiendo el mandato de la Corte Constitucional en su sentencia 096 de 2018, en la que hizo este pedido al Gobierno y al Congreso.

 

Esa misma sentencia no solo ratificó la del 2006, sino que colocó el aborto como un “derecho humano” y con la posibilidad de practicarse durante todo el embarazo.

 

Medina contó también que en septiembre de 2019 él y su novia se dieron cuenta del embarazo y que desde entonces siempre la acompañó y estuvo a su lado para lo que hiciera falta. Estuvo a su lado en las ecografías y siempre los médicos les dijeron que el bebé “venía en óptimas condiciones”.

 

El joven de 25 años explicó que desde finales de diciembre no volvió a ver a su pareja y denunció que el dictamen que permitió el aborto fue enviado por la institución Profamilia.

 

“En este caso Profamilia envía un dictamen que fue hecho por un ginecólogo y dice que ella está afectada psicológicamente, teniendo en cuenta que quien debe hacer eso es un psicólogo o un psiquiatra y en este caso fue un ginecólogo”, indicó.

 

Los argumentos de la madre, continuó Medina, para someterse al aborto fueron que ella “quería continuar con su carrera profesional y no tenía los medios económicos para sacar a su bebé adelante, que había terminado la relación conmigo supuestamente hace seis meses y que no se sentía preparada para ser mamá”.

 

Esto, dijo el joven estudiante de derecho, “es algo absurdo, ¿ella cómo va a decir que había terminado conmigo si hace seis meses yo era la persona que estaba a su lado apoyándola en todo?”.

 

Medina dijo que debió dejar la carrera momentáneamente para trabajar y así darle lo que hacía falta a su bebé, que fue querido por ambos y de común acuerdo. Dijo que dejó de estudiar porque no podía solventar los estudios y las necesidades de su hijo. “Era una cosa o la otra”, resaltó.

 

“Voy a volver a retomar mis estudios de derecho porque Colombia necesita muchos abogados que defiendan la vida del más indefenso, de aquel que no puede defenderse”, continuó.

 

Juan Pablo Medina también aseguró que “no se puede decir que el bebé esté afectado porque el bebé estuviera mal. Ella (la madre) estuvo presente en las ecografías y nos dijeron que el bebé venía en óptimas condiciones”.

 

Sobre las acciones legales que ha emprendido en este caso, el joven dijo que “presenté una tutela y la perdí. En primera instancia el juez le solicita a la EPS donde ella está afiliada que ellos sean los encargados de realizar el dictamen psicológico para ver si en realidad hay afectación psicológica. Anteriormente le hicieron una evaluación que determinó que no estaba afectada sino confundida”.

 

“Habiendo ese fallo Profamilia pasó por encima de todo el mundo, teniendo en cuenta que yo interpuse una denuncia penal desde un principio y también pasaron por encima de eso”, añadió. Con respecto a la tutela –la acción legal que exige una rápida respuesta de la justicia– que presentó y perdió. Medina precisó que no era ese motivo para realizar el aborto.

 

“Yo puedo haber perdido cualquier cosa (legal) pero el mismo juez solicitó a la EPS (Entidad Prestadora de Salud) que ellos hicieran el dictamen, no Profamilia. A Profamilia lo excluyó de allí”, dijo. “Ahora una mujer puede decir que está loca y puede tomar la determinación de matar a un bebé. Vamos a llegar hasta las últimas instancias para que esto no se quede solamente en palabras”, dijo luego Medina a Blu Radio.

 

Al ser cuestionado sobre si lo que busca ahora para su pareja es que sea encarcelada, Medina respondió “Sí señora”, tras lo cual se cortó la comunicación. Hace unos días Juan Pablo contó a Semana.com que ya había comprado la cuna y todo lo que hacía falta para el bebé, y comentó que “si una madre soltera puede salir adelante ¿por qué un padre soltero no?”.

 

También dijo que su hijo “es un niño que ya prácticamente puede vivir fuera del vientre de su madre. Hay niños que nacen hasta de seis meses y hoy en día están bien”. En un comunicado del joven, este pide finalmente a Profamilia que “expliquen el destino del cuerpo de mi hijo, yo quisiera darle cristiana sepultura”. También agradece el apoyo de todos quienes se manifestado a favor del pequeño Juan Sebastián.

 

Reacciones al aborto del bebé Juan Sebastián

El caso que se hizo viral en redes sociales ha suscitado muchas reacciones y hoy muchos usan el hashtag #ProfamiliaAbortóaJuanse para denunciar lo ocurrido. Varios políticos también se han manifestado sobre lo ocurrido. La congresista Margarita Restrepo tuiteó hoy que “Profamilia no debería llamarse así, porque no están a favor de la familia; si asesinan a los niños, que son la esencia de la familia, deberían llamarse ANTI familia”.

 

El tuit va acompañado de una imagen que señala que “no puede ser ‘Profamilia’ una institución que asesina sistemáticamente a los hijos y vulnera los derechos de los padres”. Por su parte, la congresista María del Rosario Guerra dijo también en Twitter que “duele la muerte de Juan Sebastián, un bebé de siete meses de gestación, con el argumento de la Corte de que se puede abortar sin importar la edad del feto, eso no es otra cosa que un feticidio”.

 

La exdiputada Ángela Hernández también se pronunció y lamentó en Facebook la muerte de “Juan Sebastián, un bebé de más de 7 meses de gestación en perfecto estado de salud, bajo el argumento nazi de la @ccostitucional el cual permite interrumpir el embarazo en cualquier etapa”.

 

Los líderes provida también han alzado la voz por Juan Sebastián.

Pamela Delgado, vocera de la campaña 40 Días por la Vida Colombia, dijo a ACI Prensa que “acá vemos lo que está pasando en Colombia y en el mundo entero. Vemos cómo las causales no justifican realmente un asesinato, en este caso de un bebé de siete meses”.

 

“Es muy cruel, muy duro y nos duele en el alma cómo están asesinando bebés, además de que por la indiferencia somos cómplices. Nos duele este y todos los casos de los bebés abortados de seis, siete, ocho meses. Cuando hay un bebé hay una vida”.

 

Jesús Magaña, presidente de la plataforma Unidos por la Vida, indicó a ACI Prensa que “el bebé por nacer Juan Sebastián en Popayán fue víctima del aborto, posiblemente mediante la inyección de solución salina, que como ustedes saben es como si sometieran a nuestro cuerpo con ácido hasta morir o fue envenenado o tal vez fue asesinado en el aborto parcial, cuando el niño es descerebrado antes de nacer”.

 

“No sabemos porque Profamilia, que de familia tiene muy poco y representa Planned Parenthood en Colombia, no ha dado detalles del aborto”, precisó. “Era un bebé totalmente viable y totalmente sano, que ha muerto por la causal de salud mental de la madre”, agregó. “A Juan Pablo Medina le negaron su derecho a ser padre, a permitirle ver crecer a su hijo, acariciarlo, besarlo”, dijo Magaña 

 

“Profamilia ha reconocido oficialmente que han realizado 75 mil abortos desde el 2006. Esto es un holocausto permitido y promovido por los seis magistrados de la Corte Constitucional” que aprobaron la sentencia hace 14 años. “Esto está generando una situación gravísima”. “No hay derecho a esta masacre”, recalcó.

 

“Creo que es el momento de pedir la renuncia de los magistrados de la Corte Constitucional que apoyan esta sentencia porque están violando la Constitución, algo que deben preservar”. “En Unidos por la Vida seguiremos defendiendo las dos vidas: la de las madres y los niños por nacer”, agregó

 

Magaña también informó que harán un plantón pacífico esta tarde a las 6:30 p.m. ante las sedes de Profamilia en Colombia, portando una vela y una flor, en memoria de Juan Sebastián, “para que no hagan más abortos como este”.

 

Fuente: Aciprensa