Durante la visita que el 1 de noviembre hizo la imagen peregrina de la Virgen de Fátima a una cárcel argentina, se registró un hecho que se hizo viral en las redes sociales, y fue el gesto que tuvieron los presos de uno de los pabellones, que castigados en sus celdas se esforzaban por tocar la imagen con pañuelos mientras se rezaba el Rosario.

 

Desde inicios de abril la imagen mariana recorre el país. Como parte de su peregrinación, visitó la mañana del viernes la Unidad Penal 48 de la Unidad Penitenciaria Número 17 de San Martín, en Buenos Aires. Recorrió todos los pabellones, con un recibimiento especial en el Pabellón 10, donde los presos se encontraban encerrados en sus celdas, castigados por hechos de violencia cometidos esa semana.


Damián Donnelly, fundador de los Espartanos, fundación que por medio del rugby y la espiritualidad busca apoyar a convictos a reincorporarse a la sociedad, comentó en un testimonio publicado por Misión Fátima Argentina en su página de Facebook, que la imagen “llegó en un momento ‘malo’. Esa semana, dentro del penal habían ocurrido hechos de violencia muy serios en un enfrentamiento entre dos pabellones”, “como consecuencia de ello, el Pabellón 10 no se podía visitar.”

 


La imagen pasó por cada pabellón, donde se rezó una decena del Rosario entre aplausos y cantos, pidiendo “por los muchachos engomados (castigados y encerrados dentro de la celda por varios días) del pabellón 10”, comentó Damián, quién hace seis años empezó con el rezo de la oración mariana cada viernes con los presos de la unidad.

 


 

 

Fuente: AciPrensa