La Conferencia Episcopal de Costa Rica brindó su apoyo a la campaña “40 Días por la Vida”, llamando a los fieles a unirse “en oración para que el Señor de toda vida fortalezca la defensa de este derecho fundamental”, especialmente cuando el presidente Carlos Alvarado Quesada ha reiterado su decisión de firmar la norma técnica sobre el aborto.

En un comunicado difundido el 11 de octubre, los obispos pidieron a todas las personas creyentes unirse en esta jornada de oración y ayuno “para que el aborto nunca sea legalizado en Costa Rica y para que llegue a su fin en el mundo”.

“Unámonos a todas las expresiones de fe organizadas por este movimiento a través de la oración y el ayuno, las vigilias y diferentes actividades comunitarias para convertirnos todos en verdaderos promotores de la Cultura de la Vida en nuestro país, tan asediado en los últimos años por ideologías foráneas que atentan contra la dignidad de la vida humana” mencionaron en el comunicado.

Además, reiteraron la preocupación por la firma de la norma técnica sobre el aborto y pidieron al presidente que reflexione su decisión de acuerdo al artículo 21 de la Constitución, que establece que “la vida humana es inviolable”. “Bien vale la pena defender a quienes no tienen voz para clamar por su vida”, indicaron.

“40 Días por la Vida” es una iniciativa internacional que nació en 1998, y este año se viene realizando desde 25 de setiembre al 3 de noviembre en más de 500 lugares alrededor del mundo, siendo Costa Rica una vez más parte de la campaña.

Fuente: Aciprensa