El día de ayer Tafida Raqeeb, una niña de cinco años en estado de coma, arribó a Italia para continuar con su tratamiento en el Instituto Gaslini de Génova, hospital que ofreció recibirla luego de que el Royal Hospital de Londres anunciara que le retiraría el soporte vital.

 

La menor viajó en la noche del martes 15 de octubre desde Londres hasta el aeropuerto de Génova. Desde allí fue trasladada en una ambulancia al hospital infantil de Gaslini.

 

Tafida permanece en coma desde el 9 de febrero de 2019 tras sufrir una malformación arteriovenosa que provocó el estallido de un vaso sanguíneo en su cerebro. Los médicos ingleses indicaron que cualquier tratamiento era inútil, sin embargo, la niña musulmana de cinco años siempre ha mantenido cierta consciencia y solo necesita de un respirador.

 

El miércoles 2 de octubre el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra dictaminó que Tafida podía ser trasladada a un hospital italiano para continuar con el tratamiento. La decisión puso fin a una batalla legal entre los médicos ingleses y los padres de la niña, Mohammed Raqeeb y Shelina Begum.

 

 

En una conferencia de prensa realizada este miércoles 16 de octubre participó la familia de Tafida, un representante del Instituto Gaslini, la plataforma internacional CitizenGO y Giuristi per la Vita. Esta última es una organización provida local que ha iniciado los trámites para darle la nacionalidad italiana a la menor.

Fuente: Aciprensa