Ante la compleja situación humanitaria, social y ambiental que afrontan las comunidades del pacífico y suroccidente de Colombia, distintas fuerzas vivas de la región, entre las que se encuentra la Iglesia Católica, convocan a la Jornada por la vida y por la paz: ¡Los pueblos buscan unidad!, que se llevará a cabo el próximo miércoles 16 de octubre.

La iniciativa, han explicado sus promotores, busca:

 

- Exigir la inclusión territorial con enfoque social y ambiental, a partir del cumplimiento de los derechos constitucionales y los acuerdos con sectores cívicos de la región.

- Expresar el rechazo a las economías ilegales y a la corrupción administrativa.

- Manifestar un NO contundente a la presencia de los actores armados ilegales y a la violación del DIH por parte de miembros de la Fuerza Pública.

- Demandar la efectiva implementación del acuerdo de paz y la búsqueda de la transformación del conflicto armado a través de mecanismos de negociación.

 

La marcha en Quibdó iniciará a las 8:30 de la mañana, desde el parque Manuel Mosquera.

 

Dentro de principales problemáticas que afronta esta zona y son objeto de denuncia por parte de sus habitantes, quienes reclaman acompañamiento y soluciones estructurales se encuentran:

Abandono estatal, pobreza monetaria, desigualdad social, corrupción administrativa, narcotráfico, minería irresponsable, control territorial por parte de los grupos armados ilegales, violación del DIH por miembros de la fuerza pública, confinamiento, desplazamiento, asesinato de líderes sociales, reclutamiento de menores, secuestro.

 

La jornada por la vida y la paz es convocada por:

 

Organizaciones sociales, campesinas, indígenas y afrodescendientes.

De igual manera, la Iglesia Católica presenta en la zona a las Arquidiócesis de Cali y Popayán, la Diócesis de Apartadó, Istmina, Quibdó, Palmira, Buenaventura, Guapi, Tumaco, Ipiales, Pasto y Mocoa-Sibundoy; sectores académicos; medios de comunicación; otras iglesias y confesiones religiosas.

 

Fuente: Conferencia Episcopal